Día del Escritor Encarcelado

En el Día del Escritor Encarcelado PENSCZ está presente, solidario con los escritores que se encuentran en este estado lamentable. Mediante esta publicación, queremos expresar nuestro profundo repudio a estas acciones y pedimos a los gobiernos que cesen de hostigar a nuestros compañeros.

 Cw1i1vNWEAAXHkO

El Día del Escritor Encarcelado es un día internacional anual destinado a reconocer y apoyar a los escritores que se resisten a la represión del derecho humano básico a la libertad de expresión y que hacen frente a los ataques contra su derecho de impartir información. Este día se observa cada año el 15 de noviembre. Fue iniciado en 1981 por el Comité de Escritores en Prisión de PEN International.

Además de aumentar la conciencia pública de los escritores perseguidos en general, PEN utiliza el Día del escritor encarcelado para dirigir la atención a varios escritores específicos perseguidos o encarcelados y sus circunstancias individuales. Cada uno de los escritores seleccionados proviene de una parte diferente del mundo, y cada caso representa circunstancias de represión que ocurren cuando los gobiernos u otras entidades en el poder se sienten amenazados por lo que los escritores han escrito. En este día, se alienta al público en general a tomar medidas, en forma de donaciones y cartas de apelación, en nombre de los escritores seleccionados.

El día también sirve para conmemorar a todos los escritores asesinados desde el Día del Escritor Encarcelado del año anterior. Entre el 15 de noviembre de 2007 y el 15 de noviembre de 2008, al menos 39 escritores de todo el mundo fueron asesinados en circunstancias que parecían estar relacionadas con sus profesiones.

Enseguida podrán leer el documento enviado por PEN INTERNACIONAL que ha sido traducido del inglés:

cesario-padilla-1024x683

República de Honduras

Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa

Líder estudiantil, miembro de PEN

Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, graduado de periodismo, líder estudiantil y miembro de la junta directiva y miembro fundador de PEN Honduras, fue condenado por ‘usurpación’ en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en 7 de junio de 2017. La condena representa la culminación de un patrón de acoso que ha enfrentado desde 2014 por su participación en protestas estudiantiles en la UNAH, que exigió el fin de los planes para privatizar la universidad y la democratización de sus órganos rectores. Padilla Figueroa ha enfrentado hostigamiento constante, incluida la vigilancia, en relación con su participación en las protestas.

PEN International cree que Padilla Figueroa y otros estudiantes universitarios están siendo perseguidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión, consagrados en la Constitución del país (artículos 72-75 y 79), así como en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Artículos 13 y 15), y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (Artículos 19 y 21), del cual Honduras es un estado parte.

Actúa: comparte en Twitter, Facebook y otras redes sociales

Envía llamamientos a las autoridades hondureñas instándoles a:

§ Derogar la condena del miembro de PEN Honduras Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, a quien PEN International cree que está siendo procesado por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión al participar pacíficamente y observar las protestas estudiantiles;

§ Proteger a Padilla Figueroa; poner fin a cualquier vigilancia ilegal de él e investigar sus informes de vigilancia ilegal;

§ Derogar la condena del miembro de PEN Honduras Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa, a quien PEN International cree que está siendo procesado por ejercer su derecho a la libertad de expresión y reunión al participar pacíficamente y observar las protestas estudiantiles;

§ Proteger a Padilla Figueroa; poner fin a cualquier vigilancia ilegal de él e investigar sus informes de vigilancia ilegal;

§ Tomar todas las medidas necesarias para garantizar que los estudiantes de la UNAH puedan ejercer su derecho a la protesta pacífica. Como afirmó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: “el derecho a protestar públicamente es un elemento esencial de la libertad de expresión”.

§ Despenalizar las protestas estudiantiles y permitir que los estudiantes participen en los órganos de toma de decisiones de la UNAH, y garantizar que los conflictos dentro de la institución se resuelvan a través de un diálogo inclusivo, de conformidad con el Artículo 19 del PIDCP y el Artículo 13 de la CADH, del cual Honduras es un Estado Parte.

Escribir al:

Abogado Óscar Fernando Chinchilla Banegas Ministerio Público Lomas del Guijarro Avenida República Dominicana Edifico Lomas Plaza II Tegucigalpa Honduras Email: mprelacionespublicas@gmail.com; multilateralddhh@gmail.com

National Human Rights Ombudsman Dr. Roberto Herrera Cáceres Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) Colonia Florencia Norte Boulevar Suyapa Tegucigalpa Honduras Email: despacho@conadeh.hn; herreracaceres@conadeh.hn

Por favor copie sus llamamientos a la Embajada de Honduras en su país. Los detalles de las embajadas hondureñas se pueden encontrar aquí.

Envíenos copias de sus cartas o información sobre otras actividades y de las respuestas recibidas.

Solidaridad

Considere adoptar a Cesario Padilla como miembro honorario de su centro. Los detalles de cómo hacer campaña para miembros honorarios se pueden encontrar en el Manual del Comité de Escritores en Prisión, disponible aquí.

Publicidad

Los miembros de PEN son alentados a:

· Publicar artículos y artículos de opinión en su prensa nacional o local destacando el caso de Cesario Padilla.

· Organizar eventos públicos, lecturas escénicas, conferencias de prensa o manifestaciones.

Redes sociales: utilice el hashtag #ImprisonedWriter

Compartir información sobre Cesario Padilla y sus actividades de campaña a través de las redes sociales

Tweets sugeridos:

· #Honduras: Poner fin al hostigamiento del miembro de @penhonduras, Cesario Padilla, en juicio por protestas estudiantiles. #FreePadilla Escritor encarcelado. · El día del #ImprisonedWriter tomar medidas para los escritores que se resisten a la represión de su derecho humano básico a #FOE

Antecedentes

Las protestas en la UNAH han estado en curso desde 2010, cuando estudiantes, profesores y sindicalistas marcharon para protestar por la privatización planificada de la UNAH, la única universidad pública del país. Desde entonces, las protestas han crecido y se han ampliado para incluir llamados a la democratización de los órganos de gobierno de la institución.

En diciembre de 2014, Cesario Alejandro Félix Padilla Figueroa y otros cinco estudiantes de la UNAH fueron suspendidos arbitrariamente de la universidad después de tomar parte en protestas anteriores. Posteriormente fueron readmitidos en la universidad luego de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de Honduras en febrero de 2015.

A medida que continuaron las protestas en la institución, Padilla Figueroa y sus colegas fundaron el Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos (Comité de Defensa de los Derechos Humanos) en 2015 a fin de documentar los abusos contra los derechos humanos que ocurrieron como resultado de las protestas. Más tarde ese mismo año, el 17 de julio de 2015, Padilla Figueroa -junto con sus compañeros Moisés David Cáceres, Sergio Luis Ulloa y Josué Armando Velásquez- fue acusado de ‘usurpación’ de propiedad de la UNAH, en virtud del Artículo 227 de la Constitución hondureña. Código Penal, por su parte en la ocupación de un edificio de la universidad durante una protesta estudiantil.

Padilla Figueroa y sus colegas fueron declarados culpables de “usurpación” el 7 de junio de 2017. En una audiencia celebrada el 7 de agosto de 2017, el fiscal solicitó que se aplicara una sentencia de tres años, entre otras penas. Según PEN Honduras, Padilla Figueroa y sus colegas se encuentran actualmente en una especie de limbo legal mientras esperan una copia escrita de la sentencia, que requieren presentar una apelación. Mientras tanto, no puede viajar fuera del país o acercarse a los terrenos de la universidad.

Poco después de la condena de Padilla Figueroa, la oficina de la ONU del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Honduras declaró: “la oficina expresa su grave preocupación por el fallo dictado en relación con el delito de ‘usurpación’, considerando que en repetidas ocasiones, la oficina ha señalado, tanto públicamente como en nuestras conversaciones con funcionarios judiciales, que el uso de este tipo de delito en el contexto de la criminalización de la protesta social presenta serios problemas a la luz de los estándares internacionales de derechos humanos “.

El 13 de junio de 2015, PEN International y PEN Honduras solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que interviniera en el caso de Padilla Figueroa y otros estudiantes. Las “medidas cautelares” solicitadas obligarían al Estado hondureño a proteger el derecho de los estudiantes a la libertad de expresión, asociación y educación y garantizar una investigación exhaustiva sobre presuntos abusos de autoridad y abusos contra los derechos humanos dentro de la UNAH. El caso está pendiente de la decisión de la CIDH.

Mientras tanto, Padilla Figueroa ha seguido enfrentándose al acoso y la vigilancia. El 15 de agosto de 2015, informó que había sido interceptado por dos hombres armados desconocidos en su vecindario que también habían estado vigilando su casa. Los hombres le habían hecho saber a Padilla Figueroa que tenían la intención de hacerle daño. Él y PEN Honduras creían que esta vigilancia era una represalia por sus actividades como líder estudiantil.

En junio de 2016, Padilla Figueroa y algunos de sus codemandados informaron que habían sido sujetos a vigilancia ilegal por agentes de la Agencia Técnica de Investigaciones Criminales (ATIC), quienes intentaron evitar que los estudiantes ingresaran al campus universitario, entre otras irregularidades . Según una denuncia presentada al Ministerio Público el 10 de junio de 2016, presentada por sus abogados defensores, las acciones de los agentes de la ATIC constituyen un abuso de poder ya que los estudiantes no son acusados ​​de un delito que amerita dicha vigilancia. El caso aún está pendiente.

Infórmenos sobre sus actividades y envíenos un informe sobre ellas antes del 15 de diciembre de 2017 para que podamos compartirlas con otros centros.

Para obtener más información, póngase en contacto con Emma Wadsworth-Jones en PEN International, Koops Mill Mews, 162-164 Abbey Street, Londres SE1 2AN, Tel. + 44 (0) 20 7405 0338, correo electrónico: emma.wadsworth-jones@pen-international. org

CxV_bb0VIAA_e6y

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Email this to someoneShare on LinkedIn0Share on Google+0Print this page