La derecha política se fortalece en Brasil

Publicamos hoy el articulo de la semana de nuestro amigo y miembro de PENSCZ, Jorge V. Ordenes-Lavadenz.

La derecha política se fortalece en Brasil

Por Jorge V. Ordenes-Lavadenz

 Según Bloomber news, el orbe corporativo de Brasil, frustrado con la persistente crisis moral y financiera, comienza a organizarse políticamente con miras a las elecciones de 2018. Individuos como Gustavo Franco, uno de los arquitectos del plan de estabilización Plano Real, recientemente se unió al Partido Novo (campeón del mercado libre fundado por un banquero), o Arminio Fraga que reemplazó a Franco en el Banco Central y que apoya a “Renova”, una nueva escuela de políticos ideada por Eduardo Mufarej, fundador de la firma Tarpon Investimentos, que opina: “La población de Brasil está desencantada con la clase política… y está ansiosa de ver candidatos nuevos”.

 Luciano Huck, presentador de televisión y posible candidato a la presidencia, respalda a Renova con el apoyo de gente pudiente en pos de financiar un programa de adiestramiento de seis meses para 150 aspirantes a políticos becados. El curso comienza en enero con la esperanza de que algunos de ellos estén aptos para candidatear en la elecciones de 2018. El programa de estudio incluye: pericias de liderazgo, funcionamiento del sistema político del país, y áreas de pericia estratégica como seguridad, educación, lucha contra la pobreza y su sostenibilidad. Los que ganen elecciones deben comprometerse a finalizar sus mandatos,  explicar públicamente las razones de sus votaciones, y sufragar los gastos de sus oficinas de modo que el costo fiscal sea mínimo. Los graduados no tendrán ningún compromiso adicional con Renova. Fraga reafirmó su apoyo a Renova diciendo que ¡ha llegado en momento de la renovación!

 El profesor de la Escuela de Leyes de la Fundación Getulio Vargas, Michael Mohallem, opina que Renova y Movimento Brasil Libre, un grupo conservador brasileño que al parecer emula al Tea Party de EEUU, son una respuesta a las dificultades que tienen los partidos políticos tradicionales en atraer a gente nueva después de los escándalos de corrupción. Las leyes brasileñas prohíben la candidatura de postulantes no afiliados. O sea que éstos necesitan acogerse a agrupaciones nuevas.

 Joao Ameodo, Ejecutivo del Banco Itau BBA SA y aspirante a la candidatura presidencial del Partido Novo, afirma que en el país hay apetito por el mensaje de mercado libre. “Privatización ya no es una palabra despreciable”. En las elecciones de 2018 espera tener candidatos en 18 estados y el D F, y ganar 35 escaños de la cámara baja, un resultado que destacaría al partido en la política brasileña. Un grupo de amigos financistas fundó el Partido Novo en 2011. No vino de una iglesia, sindicato u otra organización política ni tiene políticos entre sus miembros. Lo critican por ser de las elites financieras cuando su objetivo principal es devolver el poder al ciudadano. Ameodo comenta que “hay gente que cree que un Brasil pobre necesita un gobierno grande. Yo creo que somos pobres porque el estado es inmenso.”

 Desde que el Partido de los Trabajadores (PT) dejó el gobierno después de 14 años, la derecha crece con las reformas del presidente Michel Temer y el dominio de los medios sociales conservadores  de Brasil. Pero el voto de apoyo a Temer es bajo y sus reformas económicas son mayormente rechazadas. El profesor de ciencias políticas de la Universidad Federal de Paraná, Adriano Codato, opina que la mayoría de los brasileños son económicamente conservadores, y que el giro actual del país a la derecha se debe al pésimo manejo de la economía del PT.

 

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Email this to someoneShare on LinkedIn0Share on Google+0Print this page