“II Free the Word/ Liberen la palabra en Santa Cruz - Bolivia”

El año 2013 el Directorio de PENSCZ (Pen Santa Cruz de la Sierra) organizó “Young PENSCZ” agrupación de jóvenes escritores con los mismos postulados de PEN BOLIVIA Y PEN INTERNACIONAL.

Como primera actividad se realizó, en nuestra ciudad, por primera vez en Bolivia, el programa de “Free the Word/Liberen la palabra” que obtuvo mucho éxito. Además, se lanzó el primer concurso sobre la “Libertad de expresión” dirigido a estudiantes universitarios y hubo una fiesta de las letras.

En esta segunda versión de Free the Word, los jóvenes integran YPENSCZ y los miembros de PENSCZ están abocados en su realización en el Salón de Conferencias del Museo de la Independencia dónde se están realizando conversatorios, talleres y coloquios.

Con el programa que sigue a continuación:


Paralelamente a esta actividad los chicos de YPENSCZ están realizando una feria muy singular, en ella están exponiendo sus trabajos literarios: libros, fanzines, comics, caricaturas, stickers, etc., todos realizados y editados en forma artesanal, por ellos mismos.
¡Libera la Palabra/ Free the Word! es una serie de eventos itinerantes de PEN International de literatura contemporánea de todo el mundo. El equipo de ¡Libera la palabra! trabaja con Centros PEN, festivales y ferias de libros para desarrollar una red internacional de eventos literarios. Cada evento está arraigado en su cultura local, pero es internacional en su perspectiva.
¡Libera la Palabra! cumple con los objetivos de:
• Reunir escritores de distintas culturas para compartir experiencias y explorar ideas;
• Conversaciones abiertas sobre cómo la literatura puede transformar, influenciar y emocionar.
• Contribuir al flujo de la literatura alrededor del mundo, a través de la traducción y la promoción de la escritura.
• Introducir lectores a las voces establecidas y emergentes.
• Proporcionar espacio para el debate y el diálogo entre lectores y escritores.
¡Liberen la Palabra II! En esta oportunidad tiene la duración de tres días. Desde el 18 hasta el 20 de enero 2019.

Viernes 18 de enero

Inauguración de las actividades de “Free the Word” por Ana Medinacelli y Sergio Mollinedo de Young PENSCZ

Ana Medinacelli

Exposición de Wilma Paredes, miembro de PENSCZ

LIBERTAD DE EXPRESION: BREVES REFERENCIAS «No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo». Voltaire (1694-1778). François-Marie Arouet, escritor, historiador, filósofo y abogado francés que figura como uno de los principales representantes de la Ilustración. La libertad de expresión ha sido analizada desde diversos puntos de vista, pero en lo que se coincide es en que tiene su origen en la libertad de pensamiento; por ello es fundamental que antes que la persona exprese lo que quiera debe encontrarse en condiciones para poder pensar de forma libre y autónoma. Desde el punto de vista jurídico la libertad de expresión es uno de los principales atributos de la persona humana inseparable de su condición. Al ser propia del ser humano se encuentra en el ámbito de las libertades individuales y es el complemento natural de la libertad de pensamiento y de conciencia entre otras. Como derecho natural, la libertad de expresión es anterior y superior al Estado, pues la Constitución como norma no la todos los ciudadanos; aunque muchas veces parecen solo un tratado de buenas intenciones. La Declaración de los Derechos Humanos del año 1948, la incluye en el art. 19, expresando que: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, de recibir informaciones y opiniones y de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. La Convención Americana sobre Derechos Humanos (también llamada Pacto de San José de Costa Rica) vigente desde el 18 de julio de 1978, en el art. 13 se refiere con mucha amplitud a la Libertad de Pensamiento y de Expresión que comprende a la libertad que toda persona tiene para buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole, sin censura previa, sea en forma oral o escrita, sin consideración de fronteras. La limitación en su ejercicio bajo responsabilidad se produce cuando afecta derechos o la reputación de los demás, la protección de la seguridad nacional, el orden público, la salud o la moral pública. La libertad de expresión en la práctica se reconoce como un derecho con dos dimensiones: una la individual y la otra social; ambas no significan un derecho absoluto y solo su ejercicio abusivo exige responsabilidades ulteriores; las restricciones que la ley puede imponer serán de carácter excepcional y de ninguna manera deben limitar más allá de lo estrictamente necesario. Desde el momento que existe la posibilidad que la ley pueda establecer restricciones a ese derecho, nace la competencia del órgano jurisdiccional, es decir el poder judicial como ente facultado de aplicar la ley y sancionar su incumplimiento o infracción; de manera que este se puede convertir en un accionante de la restricción de la libertad de expresión o puede optar por convertirse en la barrera de protección. Los esfuerzos de entidades como la UNESCO en América Latina se han volcado en capacitar a los funcionarios judiciales en la enseñanza de normas internacionales relacionadas con la libertad de expresión, pues se ha identificado su falta de comprensión respecto a implicaciones técnicas y el impacto en la libertad de expresión de sus decisiones; con la finalidad practica en ese sentido se ha creado el Banco de Jurisprudencia sobre Libertad de Expresión con la colaboración de UNESCO, Dejusticia, FLIP (Fundación para la Libertad de Prensa) y la Universidad Externado de Colombia en la cual se incluyen decisiones judiciales de las más altas cortes de 16 países latinoamericanos y algunas decisiones del resto del mundo en materia de libertad de expresión y acceso a la información. En Bolivia las restricciones a la libertad de expresión tienen que ver más con los Medios de Comunicación, los cuales se encuentran en una tensión constante; los métodos que se utilizan para tal objetivo pasan por el descredito, la instrumentalización del poder judicial, y la proliferación de medidas legales y administrativas. Ante un Poder judicial instrumentalizado se emprenden acciones legales, los procesos no avanzan o se paralizan en forma previa a dictar sentencia, lo cual determina el acoso judicial administrativo contra quienes difieren, son críticos o denuncian como parte del ejercicio de su derecho a la libre expresión. La promulgación de leyes, decretos y normas de orden administrativo que supuestamente regulan aspectos como el racismo o la discriminación coadyuvan el círculo del acoso más que todo al trabajo de la prensa; no obstante escritores también han sufrido acoso y persecución cuando han vertido opiniones de crítica al gobierno; entre ellos Carlos Valverde Bravo; Claudio Ferrufino Coqueinot, Oscar Ortiz Antelo entre otros. La restricción a la libertad de expresión es muy sencilla actualmente con amedrentamiento basado en acusaciones de terrorismo u opositor al proceso de cambio creando un escenario de desprestigio social y judicialización. En lo literario emblemáticas obras literarias nacionales trataron de ser proscritas del currículo escolar al ser acusadas de racistas, como elemento más fácil para encender grandes discusiones entre los habitantes del Estado Plurinacional. A nivel internacional se ha categorizado a Francia como el país donde la libertad de pensamiento y de expresión se ha cumplido, en unas épocas más que en otras, dependiendo del tipo de gobierno; Francia por lo mismo ha sido tierra de asilo y exilio para ciudadanos extranjeros amenazados por razones ideológicas, políticas, culturales entre otros. Sin embargo, el recuento de restricciones a la libertad de expresión y pensamiento datan desde la Inquisición en la Edad Media, hasta nuestros días en Turquía cuando Orhan Pamuk, premio Nóbel de literatura de 2006 ha tomado posición sobre la causa kurda o sobre las masacres cometidas contra los Armenios y ha recibido muestras de hostilidad que derivó en un proceso judicial del que salió indemne por la solidaridad internacional que recibió de notables escritores como Saramago y Gunter Grass, entre otros, y la presión europea sobre el gobierno turco. Dentro de ese marco legal PEN Internacional, PEN Bolivia y en concreto PEN Santa Cruz como una organización literaria internacional lucha por hacer prevalecer su voz frente al asedio en su derecho a la expresión que puedan sufrir los escritores en virtud de sus posturas y creaciones literarias. Libertad de expresión e internet El advenimiento de las nuevas tecnologías de la comunicación e información, particularmente la expansión de la Internet, ofrece una dimensión singular e inédita sobre el tema, que atañe en la protección de los derechos humanos, la consolidación de la democracia, e inclusive en la vida cotidiana de los ciudadanos. La sociedad del conocimiento está íntimamente conectado con el derecho a la libertad de expresión y el acceso universal a la información en mundo cada vez más conectado a través del Internet, por esto es importante destacar la relación entre Internet y libertad de expresión. Se estima que Internet posee hoy 467.000 millones de gigabytes de datos, o el equivalente a una pila de libros que ocupe diez veces la distancia entre la Tierra y Plutón (3.200 millones de kilómetros)1. A partir de esto cabe destacar la responsabilidad de los intermediarios, el filtrado y el bloqueo, la responsabilidad penal y civil, la neutralidad de la red y el acceso a Internet. En 2015, la Conferencia General de la UNESCO validó el concepto de la universalidad de Internet, que sostiene que son cuatro los pilares fundamentales para el desarrollo general de la red: a) los derechos humanos; b) la apertura; c) la accesibilidad, y d) la participación de múltiples partes interesadas. En el siglo XX llegaron la radio y la televisión analógica a todo el mundo, a través de la cual la comunicación de noticias llegaba más rápido y a millones de personas. Así el poder de los medios de comunicación se transformó en eje de poder, hasta tal punto que la primera medida de todo golpe de Estado consistió en apoderarse y ocupar físicamente estas estaciones. El surgimiento de Internet que se trata de una tecnología poderosa, ha cambiado principalmente la forma en que socializamos nuestros pensamientos y la expresión de ellos, por tanto su influencia es poderosa en la libertad de expresión. Hoy se digitaliza la información en enormes cantidades, de manera instantánea pudiendo utilizar la imagen, el sonido, voz y texto, desde una computadora, un celular. El intercambio de datos es veloz, pero habrá que tener en cuenta la garantía de su fidelidad, privacidad, seguridad; de ahí que es preciso que esta nueva forma de uso de la libertad de expresión cuente con protección y seguridad, pero también 1 Andrew Puddephatt, Internet y la libertad de expresión, Cuadernos de Discusión de Comunicación e Información Publicado de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, 2016. se regule el límite en el uso indiscriminado y dañoso a las personas y a la sociedad en su conjunto. Más aun teniendo en cuenta que la libertad de expresión no es un derecho absoluto, y por ello en el derecho internacional, existen algunas restricciones ante un uso indiscriminado. Entonces cabe preguntarse, ¿Por qué la libertad de expresión tiene importancia dentro del sistema internacional de protección de los derechos de las personas? ¿Por qué se lo protege en las normas internacionales de derechos humanos? Se han planteado entre muchas tres razones: 1. En esencia mantiene la integridad del ser humano, su identidad, sus capacidades; es lo que nos diferencia de otros seres. 2. Este derecho es la base para mantener otros derechos, puesto que sin ella no podríamos informarnos, organizarnos, movilizarnos para que la sociedad funcione de manera correcta. 3. Es una condición previa para el desarrollo social y económico. Santa Cruz, enero de 2019 «Jamás acepten los jóvenes que les cercenen el más importante de los derechos que tiene el ser humano, que es la libertad de pensar». Arturo Umberto Illia (1900-1983). Médico y político argentino. GLOSARIO2: Hostigamiento Acoso a los medios de comunicación 2 Considerando que en este glosario de términos existe manifiesta posibilidad de diferentes interpretaciones, no se incluye significado ni comentario. Amedrentamiento. Descrédito. Instrumentalización del poder judicial. Proliferación de medidas legales y administrativas Represalia Censura. Autocensura: que periodistas critiquen a sus propios colegas Eliminación del disenso. Seguimiento a opositores. Levantar sospecha. Utopía: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? sirve para avanzar”. Eduardo Galeano.









Willi Noack, Heide Zurcher y Kuky Ardaya (atrás) Angélica Guzmán y Biyú Suárez (adelante)

Willi Noack, Heide Zurcher y (atrás) Angélica Guzmán y Biyú Suárez – Fotos gentileza del Dr. Willi Noack

Presentación de la Revista “Crudo” a cargo de Biyú Suárez, vicepresidente de PENSCZ

Heide Zurcher, Biyú Suárez, Angélica Guzmán Y Wilma Paredes.